Reparación de recubrimiento de armaduras de hormigón

reparacion-recubrimiento-armaduras-e-struc-01

Reparación de recubrimiento de armaduras de hormigón: procedimiento y precauciones.

A continuación hacemos un breve repaso de las reparaciones básicas de una estructura de hormigón armado que ha sufrido daños por falta de recubrimiento en sus armaduras.

Debido al carácter progresivo de los daños derivados de la falta de recubrimiento, es muy importante proceder a la disposición de nuevos recubrimientos si se han desprendido. El proceso general es el siguiente:

    1. Primero ha que realizar un picado, limpieza y saneado de la zona: aparte de lo desprendido, pueden quedar restos de hormigón casi sueltos, restos de sales de todo tipo, suciedad, óxido, etc… Por ello, debe limpiarse la zona, aplicar un medio abrasivo fuerte (desde cepillo de púas hasta chorro de agua a alta presión) para desprender y limpiar todos los restos, las sales cristalizadas y las zonas de acero corroído. Conviene dejar la superficie de hormigón rugosa, para una mejor adherencia con el añadido de reparación.

      reparacion-recubrimiento-armaduras-e-struc-03

      Después debe procederse a pasivar las armaduras, es decir, protegerlas del medio ácido que ha generado la carbonatación. Suele de tratarse de productos que se aplican como pinturas que aumentan el PH en el entorno de la armadura, frenando la corrosión y protegiendo el acero ya limpio.

      reparacion-recubrimiento-armaduras-e-struc-05

    1. Para garantizar la conexión entre el hormigón antiguo, ya seco, y el producto de reparación, se emplea lo denominado comúnmente “puente de unión”. Se trata de resinas de alta adherencia que, aplicadas sobre el hormigón seco, cuando se aplica, mejora la adherencia entre el hormigón seco y el mortero de reparación.

    2. Por último, con hormigón o mortero de reparación, se aplica en la zona sin recubrimiento para recubrir debidamente lo general, el nuevo hormigón o mortero debe aplicarse estando aún la resina de puente fresca, siquiera a medio fraguado, para garantizar la adherencia con el hormigón o mortero de reparación. El acabado final de estas reparaciones debe realizarse con espátula, para dejar la superficie del mortero de reparación lo más lisa y compacta posible, como forma de evitar la penetración de la carbonatación en la nueva masa de mortero recién aplicado.

      reparacion-recubrimiento-armaduras-e-struc-06

    3. Se recomienda actuar sobre las zonas solo fisuradas, cuando no se aprecien aún efectos sobre la armadura o carbonatación, y sellar las fisuras convenientemente para evitar futuros daños sobre la estructura.

reparacion-recubrimiento-armaduras-e-struc-07

De este modo se puede restituir el recubrimiento de piezas de hormigón armado.

Extractado de: http://e-struc.com/2017/03/14/reparacion-recubrimiento-armaduras-hormigon/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *