Módulo de emergencia comunitario: sistema modular de hospitales frente al COVID-19

Estimados,en esta oportunidad republicamos un artículo publicado en PLATAFORMA ARQUITECTURA https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/938178/modulo-de-emergencia-comunitario-sistema-modular-de-hospitales-frente-al-covid-19, escrito por Belén Maiztegui que, como siempre, esperamos les resulte de interés.

Módulo de emergencia comunitario: sistema modular de hospitales frente al COVID-19, Cortesía de Arq. Alejandro Borrachia
Cortesía de Arq. Alejandro Borrachia

Después de los últimos sucesos acontecidos en el mundo en relación a la crisis generada por el virus COVID-19 y a sus efectos, fuimos testigos de la creación de una cantidad de campamentos sanitarios, hospitales de campaña y adecuación de salones, microestadios y centros de exposiciones con el fin de atender a los cientos de pacientes que se estiman se generaran en el futuro a causa del crecimiento exponencial de los contagios.

Como pensadores, creemos que esta pandemia no solo se ha cobrado miles de vidas y ha detenido la economía del mundo, sino que también ha logrado que nos alejemos de nuestra humanidad a fuerza de ver estadísticas, números y porcentajes en los medios y las redes. En lo que refiere a arquitectura hospitalaria de emergencia, no coincidimos con lo que parece ser la respuesta dominante y que fuerza a que los infectados por este virus tengan que dormir en fríos estadios, containers adaptados y campamentos anónimos, construyendo el peor escenario que tal vez podamos imaginar como ciudadanos frente al servicio que un sistema de salud tiene que dar a su población. 

Cortesía de Arq. Alejandro Borrachia
Cortesía de Arq. Alejandro Borrachia

Por todo esto, la Universidad de Morón a través de su Facultad de Arquitectura, Diseño, Arte y Urbanismo y el Instituto de Investigación en Diseño y Georeferenciación, (IGEO), en asociación con la empresa TAO soluciones constructivas y con el apoyo de un conjunto de empresas y oficinas de arquitectura nacionales, han desarrollado un sistema modular de hospitales de máxima eficiencia y veloz puesta en marcha, pensado para dar respuesta a esta crisis y también como recurso perdurable más allá de este momento, enfocado exclusivamente en el bienestar del paciente y el personal de la salud, y entendiendo que para atravesar esta pandemia no debemos olvidar nuestra humanidad.

Cortesía de Arq. Alejandro Borrachia
Cortesía de Arq. Alejandro Borrachia

Este Módulo de Emergencia Comunitaria se basa en conceptos contemporáneos, organizativos, funcionales, tecnológicos, y en las críticas científicas, recrudecidas a la luz de los acontecimientos, que pueden llevar a que, un establecimiento pensado para curar gente, empeore un escenario como el que estamos atravesando; aislar al paciente en vez de unirlo, generar instancias intermedias y zonas limpias para el personal de salud; ventilar e iluminar naturalmente los espacios para remediar el hacinamiento y el aire “enfermo”, diferenciar por estadíos a los pacientes intentando separar a los casos más afectados de los que hoy no poseen síntomas o tienen síntomas leves pero de todas maneras deben estar en observación y otros.

Además configuramos un sistema de asociación de módulos que permite crecer, intercambiar funciones y organizar desde pequeñas salas de observación y atención primaria, hasta un entramado de espacios que resuelvan internaciones, guardias y terapias intermedias e intensivas, según las necesidades, brindando siempre un techo confortable a quienes están transitando esta situación, sea este el paciente o bien parte del equipo que le brinda servicio a la comunidad, intentando preservar todos aquellos aspectos de índole psicológico que se ven movilizados frente a la impotencia de la pérdidas incontrolables que dominan cada uno de estos acontecimientos.

Cortesía de Arq. Alejandro Borrachia
Cortesía de Arq. Alejandro Borrachia

“EMC” fue pensado para que desde el estado se genere una respuesta rápida, económica y de fácil puesta en práctica, que sirva para cubrir espacios destinados a preservar la salud y además en sus variaciones, a generar vivienda, educación, centros de asistencia municipal o gubernamental, descentralizaciones de espacios de trabajo, etc., tanto dentro de campamentos de evacuados y situaciones de emergencia similares a la que estamos viviendo como a otras que el futuro pueda deparar y todavía desconocemos.

Cortesía de Arq. Alejandro Borrachia
Cortesía de Arq. Alejandro Borrachia

También cumple con ciertos temas que creemos fundamentales: el primero de ellos tiene que ver con su tecnología; fue construido con materiales económicos y muy livianos, y su proceso de fabricación y montaje es extremadamente eficiente, en cuanto a la utilización casi nula de maquinaria y a la sencillez de armado. Sus módulos, los paneles TAO, funcionan como un sistema de piezas prefabricadas que se ensamblan unas con otras, generando el espacio o el tamaño necesario para albergar a un par de pacientes en pocas horas de trabajo. Están pensados para poder ser descargados de un camión a mano por unos pocos operarios, sin incluir en el proceso mecanismos de izamiento o maquinaria de ningún tipo.

Cortesía de Arq. Alejandro Borrachia
Cortesía de Arq. Alejandro Borrachia

Y el segundo tiene que ver con el ahorro de energía; Cada módulo se transforma con solo abrir unas pequeñas exclusas o toberas, en un decantador de aire fresco que contribuye a mejorar el acondicionamiento interno en épocas de calor y a mantener el aire caliente generado en el ambiente en épocas de frío. También intervienen en este tema sus aislaciones, en donde adoptan un papel protagónico los paneles SIP, por sus altas prestaciones térmicas y de confort y las circulaciones y ventilaciones cruzadas generadas por las carpinterías de cierre entre otros sistemas; captación solar para calentar agua y calefaccionar, ventilación por geotermia, recolección de agua de lluvia para servicios , etc.

Cortesía de Arq. Alejandro Borrachia
Cortesía de Arq. Alejandro Borrachia

Finalmente y además de todas estas posibilidades, el módulo EMC es un esfuerzo desinteresado de un grupo de pensadores provenientes del mundo de la arquitectura, arquitectos y empresarios de la construcción, y un ejemplo más de las acciones que la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Morón viene realizando para demostrar el inmenso potencial que la academia, con todos los actores que involucra, unida al estado y al privado, y con la gestión necesaria, posee, para resolver los problemas de las sociedades.

Cortesía de Arq. Alejandro Borrachia
Cortesía de Arq. Alejandro Borrachia

Ficha técnica

Módulo base

  • Superficie cubierta: 26.35 m²
  • Tiempo de ejecución: 22 días
  • Cantidad de personas para ejecución: 6

Centro de atención primaria

  • Cantidad de módulos base: 11
  • Superficie cubierta: 289.85 m²
  • Superficie verde: 170.40 m²
  • Tiempo de ejecución: 28 días
  • Cantidad de personas para ejecución: 12

Centro de atención 1

  • Cantidad de módulos base: 15
  • Superficie cubierta: 395.25 m²
  • Superficie verde: 262.75 m²
  • Tiempo de ejecución: 30 días
  • Cantidad de personas para ejecución: 12

Centro de atención 2

  • Cantidad de módulos base: 18
  • Superficie cubierta: 474.30 m²
  • Superficie verde: 315.30 m²
  • Tiempo de ejecución: 35 días
  • Cantidad de personas para ejecución: 20

Centro de atención 3

  • Cantidad de módulos base: 30
  • Superficie cubierta: 790.50 m²
  • Superficie verde: 475.45 m²
  • Tiempo de ejecución: 36 días
  • Cantidad de personas para ejecución: 40

Equipo de trabajo

IGEO (Instituto de Investigación en Diseño y Georeferenciación)

  • Proyecto e idea general: Arq. Alejandro Borrachia
  • Equipo de colaboradores IGEO: Arq. Gabriel Sottile, Matías Carloni

TAO soluciones constructivas S.R.L.

  • Proyecto e idea general: Arq. Guillermo Badano 
  • Equipo de colaboradores TAO: Arq. Miguel Gonzalez 

Estudios de arquitectura intervinientes 

  • BDB Arquitectos: Arq. Guillermo Badano , Arq. Ana Badowski, Arq. Sergio Rodriguez, Arq. Alejandro Acosta, Ing. Jaime Orozco
  • APEO: Arq. Lorenzo De La Mata, Emiliano Mildemberg, Martin Gagliardi
  • EB – Estudio Borrachia: Arq. Alejandro Borrachia + Equipo

Áreas de la Universidad que intervienen en estos desarrollos 

  • Departamento de Planificación y Realización Edilicia de la Universidad de Morón
  • Mantenimiento Universidad de Morón
  • Departamento de medios de comunicación

Autoridades Universidad de Morón

  • Dr. Hector Norberto Porto Lemma – Rector
  • Ing. Enrique Otero – Vicerector
  • Arq. Alejandro Borrachia – Decano UM FADAU
  • Autoridades y profesores invitados – UM FADAU

Diseño gráfico integral

  • Lic. Nicolás Dubini 

Belén Maiztegui Autor

Concreto reforzado con fibras de acero para la construcción convencional

Estimados, en esta oportunidad republicamos un artículo Ing. Sheila C.S.S del Blog CivilGeek encontrado en https://civilgeeks.com/2018/07/09/concreto-reforzado-con-fibras-de-acero-para-la-construccion-convencional/, que como siempre esperamos les sea de utilidad.

Ensayos y pruebas con las muestras extraídas de la pared levantada. / UPV/EHU

Un ingeniero de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) ha demostrado que el hormigón se agrieta menos con fibras de acero del tamaño de un clip. El secreto es usar el denominado hormigón autocompactante reforzado con fibras de acero (HACRFA), que hasta ahora se empleaba en otros ámbitos.

Reforzar el concreto con armaduras de acero es una práctica muy frecuente en la construcción. Ahora el ingeniero industrial Aimar Orbe Mateo (UPV/EHU) ha analizado la posible utilización para estas labores de un material que se usa en otras aplicaciones: el concreto reforzado con fibras de acero.

Según se desprende del estudio, que publica la revsita Composites Part B: Engineering, este material presenta algunas ventajas con respecto al concreto armado convencional; entre otras, que se agrieta menos, y que puede utilizarse para usos como la fabricación de tanques de sujeción cilíndricos.

Se trata de materiales que ya se utilizan en la construcción, pero que tienen otras aplicaciones

Aimar Orbe Mateo, investigador y profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao, indica que desde el inicio era evidente que “tenía que ser algo que tuviera aplicación práctica”. Así pues, el equipo elaboró, como elemento de investigación, un material susceptible de ser utilizado en la construcción: el concreto autocompactante reforzado con fibras de acero (HACRFA).

Se trata de materiales que ya se utilizan en la construcción, pero que tienen otras aplicaciones. “El concreto autocompactante, por ejemplo, se utiliza en los prefabricados. Si se usa en trabajos de construcción convencionales, es difícil dosificarlo, ya que este concreto es muy fluido, muy líquido. Dicha textura permite, en cambio, prescindir de procedimientos que sí se utilizan con el concreto convencional (vibración, arrastre con palas…), ya que se mueve y compacta por sí solo”, señala Orbe.

También se utilizan fibras de acero para reforzar el vidrio, “pero, sobre todo, para fabricar elementos secundarios: pavimentaciones de polígonos industriales, túneles, conductos de alcantarillado y similares”, añade. Estas fibras son pequeñas, tanto en longitud (50 mm) como en diámetro (1 mm), de dimensiones similares a las de un clip abierto.

Del laboratorio a la realidad

Junto con los ensayos de laboratorio, el equipo probó también el uso que pueda darse al citado material en la realidad. Se levantó, a tal fin, una pared de tres metros de alto y seis de largo, y se dividió en 380 muestras, con las que se hicieron diversos ensayos, tanto destructivos como no destructivos, “para determinar las capacidades estructurales de las fibras de acero y, en general, la capacidad de resistencia de la pared”, subraya Orbe.

Dado que la resistencia de la estructura depende de la orientación y de la distribución de las fibras en el concreto (imposibles de observar a simple vista), el equipo de investigación recurrió a un sistema magnético. En primer lugar, se creó un campo magnético en el interior de las muestras; a continuación, se analizaron los cambios producidos en dicho campo. Quedaban despejadas, por tanto, la incógnita de hacia qué eje se orientaban preferentemente las fibras, y la de qué cantidad de fibra había en cada muestra.

Las fibras de acero controlan mejor las grietas que las armaduras de concreto armado convencional.

Según este estudio, “las fibras se orientan en la dirección que nos interesa gracias a la fluidez del concreto autocompactante”, señala el investigador. Además de los citados ensayos, el equipo realizó simulaciones computacionales de dinámica de fluidos. “Dichas simulaciones nos mostraron que la orientación que vayan a tomar las fibras es predecible. Así, podemos detectar con antelación los puntos débiles y los procesos de hormigonado inadecuados”, señala el investigador.

Otros ensayos de la investigación mostraron que las fibras de acero controlan mejor que las armaduras de concreto armado convencional las grietas que puedan abrirse al secarse el concreto. “Hay miles de fibras, distribuidas en toda la masa, que compactan ésta continuamente”, afirma el ingeniero.

Opina Orbe que, con las citadas investigaciones, el material “ha alcanzado un punto de madurez” y que puede contribuir a hacer más fáciles algunos trabajos de construcción. Propone, concretamente, su utilización para la fabricación de tanques de sujeción cilíndricos para la recogida de aguas. Habida cuenta de la capacidad del HACRFA para controlar mejor las grietas y los resultados de otros análisis realizados por este equipo de investigación, “la conclusión es la siguiente: es más económico y más sostenible que el diseño estructural convencional”, afirma Orbe.

Pero su utilización (tanto para los usos propuestos por el equipo de investigación como para otros distintos) exige que “los contratistas sean conscientes de las ventajas de este material. Y es difícil convencer a los contratistas de que no coloquen las tradicionales barras de acero, de que todo debe ir mezclado dentro del concreto, que así se refuerza éste… Asimismo, es motivo de desconfianza el hecho de que al secarse el concreto no pueda verse dónde están las fibras, si están bien distribuidas o debidamente orientadas. Además –subraya Orbe– hay pocos ejemplos de construcciones realizadas con este sistema”.

Referencias bibliográficas:

  • A. Orbe, E. Rojí, R. Losada, J. Cuadrado. Calibration patterns for predicting residual strengths of steel fibre reinforced concrete (SFRC). (2014). Composites Part B: Engineering, 58: 408-417, http://dx.doi.org/10.1016/j.compositesb.2013.10.086.
  • A. Orbe, J. Cuadrado, R. Losada, E. Rojí, 2012. Framework for the design and analysis of steel fiber reinforced self-compacting concrete structures. (2012). Construction and Building Materials, 35: 676-686, ISSN 0950-0618, http://dx.doi.org/10.1016/j.conbuildmat.2012.04.135.

Fuente | agenciasinc.es

Sostenibilidad + Industrialización = Soluciones en prefabricado de hormigón

Estimados, en este oportunidad les republicamos un artículo de Alejandro López Vidal, encontrado en:

https://blog.structuralia.com/sostenibilidad-industrializaci%C3%B3n-soluciones-en-prefabricado-de-hormig%C3%B3n?utm_source=hs_email&utm_medium=email&utm_content=79454200&_hsenc=p2ANqtz-9c96xxdZo7-xE0lc8zEhCNGmWUhRgtcCtqsisZSDfACIW7NuPFFGI9tYhQ_RCz4gUfGe9SVf7EjUHu9Y17uEXIgkPKjg&_hsmi=79454200,

que como siempre, esperamos sea de su interés.

Rapidez de colocación, precisión, confort o nulos residuos, son requisitos cada vez más demandados en cualquier construcción. Graderío enteramente resuelto con elementos prefabricados de hormigón para la remodelación del Estadio de la Real Sociedad en San Sebastián. Foto cortesía de ROCACEROÍndice de contenidos

Alejandro López Vidal es Director Técnico de ANDECE y dirige el Máster de Construcción Industrializada en Hormigón de STRUCTURALIA [1]

En el primer artículo de esta serie [2] introdujimos una aproximación a las tendencias que están llamadas a cambiar la construcción, tal y como se ha concebido hasta ahora: BIM, sostenibilidad e industrialización. En la primera entrega hablamos de la relación estrecha que guarda la metodología BIM con la industrialización, destacando que ambos conceptos se basan especialmente en definir inequívocamente los componentes durante la fase de proyecto, asegurando un cumplimiento estricto de las geometrías, posiciones espaciales y características en la etapa de ejecución para evitar errores e indefiniciones habituales que implican sobrecostes e incrementos de plazos. Hoy vamos a hablar de la dependencia que tienen la sostenibilidad e industrialización, para analizar en qué medida el avance de una influye en el progreso de la otra, y viceversa.

Sostenibilidad

La sostenibilidad es un concepto transversal y global que persigue un modelo de crecimiento, que afecta al sistema económico, social y ambiental y que tiene que ver con la economía, el consumo, la obsolescencia programada, la edificación, el crecimiento de las ciudades, la educación, la política, el uso de combustibles fósiles como el petróleo, el aprovechamiento de las fuentes de energías renovables, el calentamiento global del planeta, la generación de residuos, etc.

¿Por qué una construcción sostenible?

La construcción tiene un enorme impacto en muchos niveles:

  • Emisiones de gases de efecto invernadero ≈40%
  • Consumos de agua ≈ 20%
  • Consumos energéticos ≈ 40%
  • Consumo de suelo ≈ 20%
  • Consumo de materias primas ≈ 30%
  • Generación de residuos de difícil valorización  

Sin embargo, existe un gran margen de mejora para construir de forma más eficaz, además de una creciente conciencia ciudadana que tiene un mayor conocimiento de los productos/viviendas/infraestructuras que adquieren/utilizan. Esto se ha trasladado a la proliferación de esquemas de evaluación de la sostenibilidad que ayudan a determinar el grado de cumplimiento de un conjunto de indicadores considerados como sostenibles, tanto a nivel privado (LEED, BREEAM, etc.) como reglamentarios (uso sostenible de los recursos naturales en el Reglamento Europeo de Productos de Construcción, Anejo 13 de la Instrucción de Hormigón Estructural, etc.)

Construcción industrializada y sostenible

La industrialización aplicada en la construcción implica trasladar a la fábrica, un entorno mucho más automatizado, controlado y eficiente, la producción del máximo número de elementos y sistemas constructivos, reduciendo al tiempo el número de tareas a realizar en la obra, con las consiguientes ventajas que se conseguirán:

Se trata, por tanto, de la aplicación de ideas, de la racionalización de procesos productivos, búsqueda de economía y desarrollo como fruto de los mayores rendimientos alcanzables en la ejecución de trabajos más repetitivos, cuidadosamente planificados, ejecutados en entornos más favorables, con medios suficientes y por personal especializado. En definitiva, de buscar la máxima “sostenibilización” a lo largo de todo el ciclo de vida de la construcción.

Presente y futuro de la construcción

Con motivo de la participación de ANDECE en el primer Congreso sobre Construcción Industrializada celebrado en España el pasado 10 de octubre [3], ANDECE publicó su “Manifiesto por la Edificación Industrializada y Sostenible” [4] ante el convencimiento de la necesidad de un cambio de paradigma y de enfoque en el sector de la construcción, hacia una mayor calidad y sostenibilidad.

Para tratar de cambiar este modelo generalmente aceptado de construcción, por lo general ineficiente y alejada de la sostenibilidad, es necesario afrontar distintos retos: ciertas barreras culturales y de procedimientos fuertemente establecidos que ralentizan cualquier cambio, y las necesidades formativas que serán necesario cubrir para capacitar a un amplio espectro de profesionales que sepan responder adecuadamente ante este esperado cambio de paradigma.

Vivienda bioclimática
Ejemplo de vivienda bioclimática y totalmente industrializada, conformada a partir de marcos prefabricados de hormigón empleados habitualmente en la obra civil, pero destinados a la construcción de viviendas unifamiliares. Foto cortesía de BIOCLIMÁTICA MODULAR CONCEPT

Referencias

[1] Máster de Construcción Industrializada en Hormigón. ANDECE – STRUCTURALIA http://capacitacionprefabricados.com/ 

[2] “Industrialización y BIM = Soluciones en prefabricado de hormigón”. Alejandro López. BLOG STRUCTURALIA https://blog.structuralia.com/industrializacion-y-bim-soluciones-en-prefabricado-de-hormigon  

[3] Documental sobre Construcción Industrializada. Grupo Evetson. https://www.youtube.com/watch?v=7QJM2r2XcN8&t=6s 

[4] Manifiesto ANDECE por la edificación industrializada y sostenible https://www.andece.org/wp-content/uploads/2019/10/Manifiesto-ANDECE-por-la-Edificacion-Industrializada-Sostenible.pdf