Diferencia entre Proctor Estándar y Modificado

Estimados, en esta oportunidad, republicamos un artículo de Olga Zarepta Cuchillo Caytuiro, publicado en: https://civilgeeks.com/2015/07/23/apuntes-sobre-la-diferencia-entre-proctor-estandar-y-modificado/, que como siempre esperamos sea de su interés.

Proctor

 

Apuntes sobre la diferencia entre Proctor Estándar y Modificado

La compactación consiste en un proceso repetitivo, cuyo objetivo es conseguir una densidad específica para una relación óptima de agua, al fin de garantizar las características mecánicas necesarias del suelo. En primer lugar se lanza sobre el suelo natural existente, generalmente en camadas sucesivas, un terreno con granulometría adecuada; a seguir se modifica su humedad por medio de aeración o de adición de agua y, finalmente, se le transmite energía de compactación por el medio de golpes o de presión. Para esto se utilizan diversos tipos de máquinas, generalmente rodillos lisos, neumáticos, pie de cabra, vibratorios, etc., en función del tipo de suelo y, muchas veces, de su accesibilidad.

Con los ensayos se pretende determinar los parámetros óptimos de compactación, lo cual asegurará las propiedades necesarias para el proyecto de fundación. Esto se traduce en determinar cuál es la humedad que se requiere, con una energía de compactación dada, para obtener la densidad seca máxima que se puede conseguir para un determinado suelo. La humedad que se busca es definida como humedad óptima y es con ella que se alcanza la máxima densidad seca, para la energía de compactación dada. Se define igualmente como densidad seca máxima aquella que se consigue para la humedad óptima.

1

Es comprobado que el suelo se compacta a la medida en que aumenta su humedad, la densidad seca va aumentando hasta llegar a un punto de máximo, cuya humedad es la óptima.

A partir de este punto, cualquier aumento de humedad no supone mayor densidad seca a no ser, por lo contrario, uno reducción de esta.

Los análisis son realizados en laboratorio por medio de probetas de compactación a las cuales se agrega agua. Los ensayos más importantes son el Proctor Normal o estándar y el Proctor modificado. En ambos análisis son usadas porciones de la muestra de suelo mezclándolas con cantidades distintas de agua, colocándolas en un molde y compactándolas con una masa, anotando las humedades y densidades secas correspondientes. En poder de estos parámetros, humedad/ densidad seca (humedad en %), se colocan los valores conseguidos en un gráfico cartesiano donde la abscisa corresponde a la humedad y la ordenada a la densidad seca. Es así posible diseñar una curva suave y conseguir el punto donde se produce un máximo al cual corresponda la densidad seca máxima y la humedad óptima.

 

Beneficios de la compactación

  • Aumenta la capacidad para soportar cargas: Los vacíos producen debilidad del suelo e incapacidad para soportar cargas pesadas. Estando apretadas todas las partículas, el suelo puede soportar cargas mayores debido a que las partículas mismas que soportan mejor.
  • Impide el hundimiento del suelo: Si la estructura se construye en el suelo sin afirmar o afirmado con desigualdad, el suelo se hunde dando lugar a que la estructura se deforme (asentamientos diferenciales). Donde el hundimiento es mas profundo en un lado o en una esquina, por lo que se producen grietas o un derrumbe total.
  • Reduce el escurrimiento del agua: Un suelo compactado reduce la penetración de agua. El agua fluye y el drenaje puede entonces regularse.
  • Reduce el esponjamiento y la contracción del suelo: Si hay vacíos, el agua puede penetrar en el suelo y llenar estos vacíos. El resultado seria el esponjamiento del suelo durante la estación de lluvias y la contracción del mismo durante la estación seca.
  • Impide los daños de las heladas: El agua se expande y aumenta el volumen al congelarse. Esta acción a menudo causa que el pavimento se hinche, y a la vez, las paredes y losas del piso se agrieten. La compactación reduce estas cavidades de agua en el suelo.

2

Objetivos

Este método de ensayo se emplea para la determinación rápida del peso unitario máximo y de la humedad óptima de una muestra de suelo empleando una familia de curvas y un punto.

El índice que se obtiene, se utiliza para evaluar la capacidad de soporte de los suelos de sub rasante y de las capas de base, sub base y de afirmado.

Diferencia entre Proctor Estándar y Modificado

La diferencia básica entre el ensayo Proctor Normal y el Modificado es la energía de compactación usada.

En el Normal se hace caer un peso de 2.5 kilogramos de una altura de 30 centímetros, compactando la tierra en 3 camadas con 25 golpes y, en el Modificado, un peso de 5 kilogramo de una altura de 45 centímetros, compactando la tierra en 5 camadas con 50 golpes.

3

4

Materiales a utilizar.

Molde de compactación: Los moldes deberán ser cilíndricos de paredes sólidas fabricados con metal y con las dimensiones y capacidades mostradas más adelante. Deberán tener un conjunto de collar ajustable aproximadamente de 60 mm (2 3/8″) de altura, que permita la preparación de muestras compactadas de mezclas de suelo con agua de la altura y volumen deseado. El conjunto de molde y collar deberán estar construidos de tal manera que puedan ajustarse libremente a una placa hecha del mismo material.

Martillo de compactación: Un martillo metálico que tenga una cara plana circular de 50.8 ± 0.127 mm (2 ± 0.005″) de diámetro, una tolerancia por el uso de 0.13 mm (0.005″) que pese 2.495 ± 0.009 kg (5.50 ± 0.02 lb.). El martillo deberá estar provisto de una guía apropiada que controle la altura de la caída del golpe desde una altura libre de 304.8 ± 1.524 mm (12.0 ± 0.06″ ó 1/16″) por encima de la altura del suelo. La guía deberá tener al menos 4 agujeros de ventilación, no menores de 9.5 mm (3/8″) de diámetro espaciados aproximadamen­te a 90° y 19 mm (3/4″) de cada extremo, y deberá tener suficiente luz libre, de tal manera que la caída del martillo y la cabeza no tengan restricciones.

Horno de rotación: 110 grados centígrados +/- 5 grados centígrados .Sirve para secar el material.

Balanza con error de 1 gr.: Sirve para pesar el material y diferentes tipos de recipientes.

Recipientes: Es allí donde se deposita el material a analizar

Tamices: Serie de tamices de malla cuadrada para realizar la clasificación No 4 y ¾.

 

Procedimiento.

En primera instancia se tomaron cerca de 50 kilogramos de base granular B-200, el material se introdujo en el horno por 24 horas para quitarle la humedad y trabajar con el material totalmente seco. En este proceso se obtuvo la humedad inicial del material.

Con el material seco se procedió a tamizar 20 y 10 kilogramos. El material retenido en el tamiz de tamaño ¾ de pulgada fue remplazado por el mismo peso del material retenido en el tamiz número 4, como sé estable en la norma.

Del material tamizado se pesaron 4800 y 1800 gramos y se le hallo el 3% de la humedad el cual fue mezclado e introducido dentro del recipiente del Proctor en tres capas, cada una de las capas fue compactada por medio del martillo compactador, el cual al levantarse se le provee de una energía potencial, la cual es transmitida al suelo cuando se suelta el martillo. De acuerdo con la norma se debe aplicar 25 golpes a cada capa de material y para que las capas no sean independientes una de la otra, con la espátula se raya el material. Al terminar las tres capas el recipiente debe ser enrazado y pesado, una pequeña porción de material se utiliza para la determinación de la humedad del material. El mismo procedimiento se repite para las humedades del material de 5%, 7%, 9% y 11%

El Proctor se pesó sin material y se le midieron tanto el diámetro interno como su altura lo cual permite determinar el volumen del mismo.

8

Autor: Olga Zarepta Cuchillo Caytuiro

 

 

Deterioro de la fábrica de ladrillo. Disgregaciones.

Estimados, en esta oportunidad republicamos un artículo de e-Struc encontrado en: https://e-struc.com/2019/01/22/deterioro-de-la-fabrica-de-ladrillo/  que como siempre esperamos sea de interés para Uds.

Deterioro de la fábrica de ladrillo. Causas y prevención

Deterioro de la fábrica de ladrillo en muros de carga y cerramiento.

Causas y efectos del deterioro de la fábrica de ladrillo por exposición al agua y agentes agresivos, o por la calidad de los materiales empleados.

La fábrica de ladrillo es la base de la construcción con material transformado más antigua. En los lugares donde no existe piedra, la manufactura de ladrillo permite construcciones sólidas y duraderas.

Deterioro de la fábrica de ladrillo. Causas y prevención

La fábrica se forma con la trabazón de las piezas de arcilla cocida con argamasa. Ambas han de ser compatibles, y mecánicamente lo más equivalentes que sea posible.

Deterioro de la fábrica de ladrillo.

El deterioro de la fábrica de ladrillo puede ser a causa del deterioro del ladrillo o de la junta de argamasa. La humedad es la más frecuente de las causas del deterioro de la fábrica de ladrillo.

Debido a la capilaridad, las fábricas expuestas a una fuerte y constante humedad se disgregan. La disgregación puede afectar, del mismo modo, a la argamasa.

Deterioro de la fábrica de ladrillo. Causas y prevención

También puede suceder la disgregación de argamasa en fábricas que pierden un revestimiento. En la imagen se ve un muro al que se ha picado el revestimiento de yeso. La argamasa, con poca cantidad de cal, se disgrega por falta de humedad.

Deterioro de la fábrica de ladrillo. Causas y prevención

La disgregación también puede afectar al ladrillo, quedando la argamasa solo. Esta pérdida suele suceder cuando la argamasa es muy fuerte respecto del ladrillo.

Deterioro de la fábrica de ladrillo. Causas y prevenciónEn muros rehabilitados, cuando se sustituyen piezas, pueden darse simultáneamente ambos fenómenos. En la siguiente imagen hay zonas con ladrillos deshechos y zonas con pérdida de argamasa. Es la parte baja del muro de un edificio con capilaridad.

Deterioro de la fábrica de ladrillo. Causas y prevención

La presencia de sales en la argamasa. El agua hace de vehículo entre la argamasa y el ladrillo, provocando las molestas eflorescencias. Basta el agua de lluvia para provocar este fenómeno.

Deterioro de la fábrica de ladrillo. Causas y prevención

La exfoliación superficial también se acrecienta con la humedad, pero se debe a un defecto de fabricación del ladrillo. Se pierde gradualmente masa, y finalmente se desprende toda la cara de la pieza.

Deterioro de la fábrica de ladrillo. Causas y prevención

Cómo evitar y frenar el deterioro de la fábrica de ladrillo.

Elegir un mortero adecuado y un ladrillo con certificado de calidad garantiza una fábrica duradera. Sin embargo en rehabilitación no podemos elegir materiales, sino que los encontramos. Los ladrillos artesanales no deben tomarse con mortero de cemento sino de cal. En la imagen siguiente el ladrillo junto a la llaga de cemento del rejuntado se ha meteorizado.

Deterioro de la fábrica de ladrillo. Causas y prevención

Una forma eficaz de resolver los problemas de las fábricas históricas radica en protegerlas de la capilaridad. La sustitución de piezas y el correcto rejuntado completan una buena actuación. Y finalmente existen consolidantes, que han de respetar la transpirabilidad de la fábrica, y que ayudan a prevenir la disgregación.

Deterioro de la fábrica de ladrillo. Causas y prevención

Huecos en el cálculo de cargaderos (dinteles)

Estimados, en esta oportunidad republicamos un artículo del Blog e-Struct, encontrado en: https://e-struc.com/2018/12/11/huecos-en-el-calculo-de-cargaderos/, que como siempre esperamos sea de interés para Uds.

Huecos en el cálculo de cargaderos: distribución de cargas y solicitaciones sobre la estructura del mismo

Huecos en el cálculo de cargaderos: distribución de cargas y solicitaciones sobre la estructura del mismo.

En este artículo se explica la importancia de la consideración de huecos en el cálculo de cargaderos, ya que la disposición de huecos en el muro sobre el cargadero a calcular afecta en la distribución de la carga y por tanto a las necesidades mecánicas del cargadero. Los huecos no siempre supone una descarga a efectos de cálculo.

Sobre los cargaderos, estructuras necesarias para abrir huecos en muros de fábrica, se suele considerar que deben soportar toda la carga sobre ellos en vertical. Es decir, todos los pesos que estén por encima de ellos en su ancho. Esto supone que deben flectar con toda esa carga entre los dos extremos del hueco.

Huecos en el cálculo de cargaderos: distribución de cargas y solicitaciones sobre la estructura del mismo

Sin embargo, la distribución de la carga no es exactamente así. Hay que tener en cuenta el concepto de ángulo de rozamiento interno que viene a ser el ángulo máximo que puede haber entre las tensiones normales y las tangenciales.

Huecos en el cálculo de cargaderos: distribución de cargas y solicitaciones sobre la estructura del mismo

Así sucede que si sobre un hueco hay una gran cantidad de muro, sólo una fracción de su peso gravitará sobre el cargadero, quedando el resto de la carga desviada hacia los apoyos por el efecto de arco, que procede precisamente del la existencia del citado ángulo de rozamiento interno. A mayor ángulo de rozamiento interno, menor es la parte de muro sobre el cargadero, como indica el esquema.

Huecos en el cálculo de cargaderos: distribución de cargas y solicitaciones sobre la estructura del mismo

La fracción de muro que queda entre la fisura que se produce por el ángulo de rozamiento interno y el cargadero es lo que se denomina tímpano. Lo que queda por encima del tímpano es la parte de muro que trabajará desviando la carga hacia los apoyos, mientras que sólo lo que queda en el tímpano, y las cargas que a él acometan, serán cargas resistidas por el cargadero.

Huecos en el cálculo de cargaderos

La distribución de cargas se complica más si consideramos ahora los huecos en el cálculo de cargaderos. La diferencia es notable si esos huecos están por encima del tímpano o llegan a insertarse en el.

Huecos en el cálculo de cargaderos: distribución de cargas y solicitaciones sobre la estructura del mismo

Si los machones entre huecos quedan dentro del espacio del tímpano, la carga de dichos machones irá al tímpano y por tanto al cargadero.

Si dichos machones quedan fuera del tímpano, la carga que deben transmitir será transferida directamente por el efecto de arcos de descarga del muro superior al propio muro.

Huecos en el cálculo de cargaderos: distribución de cargas y solicitaciones sobre la estructura del mismo

Por tanto, si existe una gran distancia entre el cargadero y los machones debidos a huecos, en relación a la luz del cargadero, estos machones no cargarán en el cargadero sino que disiparán su carga dentro de la masa del muro. Si, por el contrario, los machones entran dentro del área del tímpano, su carga irá directamente al cargadero.

Considerar toda la carga del muro más las que acometen a él en un cargadero que flecta entre los dos apoyos, puede no ser una solución segura. Es necesario tener en cuenta la existencia del tímpano, pues las cargas concentradas debidas a machones, si bien pueden ser menores en magnitud que la carga total, pueden llegar a producir momentos flectores y cortantes superiores a los que produciría la carga total. Esto sucede especialmente si los huecos están más próximos al cargadero.

Huecos en el cálculo de cargaderos: distribución de cargas y solicitaciones sobre la estructura del mismo

Apoyos extremos y huecos en el cálculo de cargaderos

Además, en el caso de apoyos extremos nos podríamos encontrar con que el efecto de arco produce una fuerza horizontal que no está compensada mediante una compresión horizontal en el muro. Ha de ser el cargadero el que por tracción asuma el trabajo. Tal cosa no sucedería nunca si consideramos solo la carga vertical sin el efecto de arco debido al ángulo de rozamiento interno.

En estos casos, los cargaderos y, sobre todo, sus apoyos han de ser capaces de absorber estas tracciones. La colocación de una chapa y un anclaje al dado de mortero asumen esta condición.

Huecos en el cálculo de cargaderos: distribución de cargas y solicitaciones sobre la estructura del mismo

Cinco errores en la Ingeniería de Puentes por culpa de la Resonancia

Estimados, en esta oportunidad les compartimos un interesante artículo del Ing. José Antonio Agudelo Zapata, encontrado en el Blog Estructurando http://estructurando.net/2014/06/30/5-cagadas-en-la-ingenieria-de-puentes-por-culpa-de-la-resonancia/

Dado el éxito del anterior post “Cómo obtener las frecuencias fundamentales de una estructura con tu Smartphone“, en este os presento 5 ejemplos de cómo una acción con una frecuencia parecida a la de la estructura puede ser capaz de colapsarla, aunque el valor de la acción sea mucho mas pequeña en comparación con la acción con la que fue diseñada la estructura. Estamos hablando del fenómeno de la  “Resonancia“.

Lo dicho, os dejo cinco ejemplos de estructuras en la que el efecto de la resonancia dio mucho de que hablar.

1) Puente de Broughton

Quizás no sea un puente famoso pero su colapso nos ha dejado una recomendación que siguen la mayoría de los ejércitos del mundo: “Todas las tropas deben romper el paso cuando marchen sobre un puente”.

broughton

 

El puente de Broughton era una estructura colgante de 144m de luz sobre el río Irwel, en Manchester, Inglaterra. En 1831 colapsó cuando 74 soldados lo cruzaron marcando el paso. Afortunadamente no hubo muertes.

Broughton2

Aunque actualmente no se esté seguro de que el fallo estructural se debiera a la entrada en resonancia por culpa la frecuencia inducida por el paso del ejercito, es indudable que la trascendencia de su colapso marcó nuestra cultura popular.

2) El puente Tacoma Narrows

Quizás el colapso de un puente más famoso de la historia y que, gracias a él, personas sin conocimientos de estructuras han oído hablar del fenómeno de la resonancia.

El 7 de noviembre de 1940, tan solo a 4 meses de su inauguración, el puente Tacoma Narrows (el tercero mas grande del mundo en ese momento) entró en resonancia con un viento de apenas 65 Km/h.  En este vídeo podéis ver el colapso:

Sin embargo el efecto que causó el colapso del puente no debe ser confundido con resonancia forzada. En este caso, no existía una perturbación periódica ya que el viento soplaba en forma constante. La frecuencia del modo destructivo fue 0,2 Hz, que no se corresponde ni con un modo natural de la estructura aislada ni con la frecuencia del desprendimiento de vórtices del puente a la velocidad del viento. El evento solo puede ser comprendido si se consideran acoplados los sistemas estructurales y aerodinámicos lo cual requiere un riguroso análisis matemático.

3) Pasarela del Milenio de Norman Foster

También bastante famosa fue la inauguración de la esta pasarela que cruza el Tamesis en Londres. El 10 de junio de 2000 se abrió al público e inmediatamente después se observaron vibraciones en la estructura. Diseñado para soportar a unas 5000 personas a la vez, la pasarela entró en resonancia llevando consigo tan solo a unas 2000 personas. Las primeras pequeñas vibraciones obligaron a los viandantes a caminar de manera sincronizada con el balanceo, incrementando el efecto, incluso cuando la pasarela se encontraba relativamente poco transitado al comienzo del día. El siguiente vídeo muestra las vibraciones detectadas ese día:

Como resultado, dos días después se cerró para realizar modificaciones que duraron casi dos años con un coste de 6,25 millones de euros.

4) Puente de Volgogrado

Otro puente que apenas a7 meses de ser inaugurado entro en resonancia. El 20 de mayo de 2010 una tormenta con rachas de viento provocaron impresionantes vibraciones en este puente de la ciudad de Volgogrado (Rusia):

Para suprimir estas oscilaciones se incorporaron amortiguadores de masa en la estructura y actualmente esta abierto sin que se hayan detectado mas episodios de vibraciones.

5) Puente Arcos de Alconétar

También en España tenemos nuestro ejemplo de estructura en resonancia. Esta vez, la estructura entró en resonancia antes de haberla terminado. Resultó que en una de las fases constructivas, teniendo solo ejecutado los arcos principales, vientos de reducida velocidad, apenas 25 Km/h hicieron oscilar a la estructura en su segunda frecuencia fundamental. La oscilación del arco impresiona y el ruido que produce lo hace aún más:

 

 

La solución consistió en modificar la aerodinámica de los arcos para que el viento transversal a estos no provocara vórtices con frecuencias parecidas al del arco. Se trataba de incorporar unos postizos a los arcos que cambiaban su aerodinámica. Una vez que se termino la construcción del tablero, la frecuencias de la estructura cambiaron y dejaron de existir problemas de resonancia pero aun así se dejaron los modificadores aerodinámicos de los arcos.


Deformación excesiva de un cargadero

Estimados, en esta oportunidad republicamos un artículo del Blog e-Struct, encontrado en: https://e-struc.com/2018/05/09/deformacion-excesiva-de-un-cargadero/ , que como siempre esperamos sea de interés para Uds.

Deformación excesiva de un cargadero . Cómo calcular un cargadero con e-struc

La consecuencia de la deformación excesiva de un cargadero es la rotura del muro en forma de arco de descarga sobre el mismo.

Un caso de estudio en el que vemos que la consecuencia de la deformación excesiva de un cargadero es la rotura de muro. Este ejemplo nos muestra que la rotura en arco no es un planteamiento meramente teórico, sino que lo encontramos con frecuencia en cargaderos que no están trabajando correctamente.

Como hemos visto en el artículo Cargaderos I la misión de un cargadero es la de transmitir el peso del muro a ambos lados del hueco. El muro, si es de carga, tendrá además la de los forjados o cubiertas que apoyen sobre él. De este modo, el cargadero puede llegar a soportar una carga importante.

El de la imagen pertenece a un pajar en un pueblo de Burgos. En la calle principal tienen frente común varios edificios de piedra.

Deformación excesiva de un cargadero . Cómo calcular un cargadero con e-struc

La fachada del pajar sólo está abierta en su eje. El hueco principal es una puerta de dos hojas altas, dimensionado para la entrada de maquinaria.

Deformación excesiva de un cargadero . Cómo calcular un cargadero con e-struc

El muro es de sillarejo, tomado con mortero de cal, con sillares bien perfilados en las jambas. Un cargadero de madera sostiene el muro sobre la puerta.

Deformación excesiva de un cargadero . Cómo calcular un cargadero con e-struc

Como característica adicional, tiene un hueco sobre el eje del cargadero principal. A su vez, un cargadero también de madera y más pequeño, resuelve el paso de la carga superior de esta ventana a sus laterales.

A pesar de que se alivia algo la carga por el hueco, el cargadero grande resulta insuficiente. La madera, vieja y seca tiene una fuerte deformación.

Deformación excesiva de un cargadero . Cómo calcular un cargadero con e-struc

¿Como se ha formado el arco?

El peso del muro ha sido excesivo para el cargadero, probablemente escaso de canto. Al descender éste, comienzan a desplomarse las jambas de la ventana, y el hueco superior se deforma.

A la vez se hunde la primera hilada de piedra sobre el cargadero grande, y sobre ella la siguiente. Así hasta hasta equilibrarse sobre el cargadero deformado. El arco de descarga es el mecanismo de rotura de un muro que pierde su base de sustento, en este caso el cargadero.

Deformación excesiva de un cargadero . Cómo calcular un cargadero con e-struc

¿Y por qué se han colocado los codales?

Si bien los codales no van a impedir la formación del arco, sí van a evitar que el tímpano se desmorone. Al acodalar el hueco se impide el desplome de las jambas de la ventana. Al desplomarse se abriría la fábrica, cayendo hacia el interior del hueco.

Deformación excesiva de un cargadero . Cómo calcular un cargadero con e-struc

Además de los codales, en el hueco hay un puntal desplazado. Parece que sostiene bien una doble hoja interior o un segundo cargadero.

Deformación excesiva de un cargadero . Cómo calcular un cargadero con e-struc

La deformación excesiva de un cargadero tiene como consecuencia la rotura del muro en forma de arco, con una mayor o menor inclinación dependiendo de muchas circunstancias. En este caso se ha peraltado mucho, también por la influencia del segundo hueco.

Como conclusión, un cargadero es una viga sometida a flexión, con cargas repartidas de manera homogénea o no, dependiendo de los huecos que tenga sobre él. La deformación excesiva de un cargadero se evita con una correcta dimensión, en cuanto a resistencia y deformación. No depende del material, sea madera, acero u hormigón, depende de las prestaciones mecánicas de la pieza.

Capilaridad en muros de mampostería. Recomendaciones

Estimados, en esta oportunidad republicamos un artículo del Blog e-Struct, encontrado en: https://e-struc.com/2017/12/05/capilaridad-muros-mamposteria/ , que como siempre esperamos sea de interés para Uds.

Capilaridad en muros de mampostería

La capilaridad en muros de mampostería: causas, reparaciones e intervenciones contraproducentes.

En este artículo analizamos la capilaridad en muros de mampostería, por qué se produce y cómo conviene actuar para minimizarla o eliminarla.

La capilaridad es una propiedad de los líquidos por la que, en contacto con materiales porosos, son capaces de ascender por el espacio intersticial. En el caso del agua presente en el terreno, ésta es capaz de empapar los muros por encima del mismo. A partir de su ascenso, la humedad entra en contacto con el aire, en ambas caras del muro. El agua se evapora, tanto al exterior como al interior del muro, siempre que la superficie de éstas sea transpirable.

La capilaridad en muros de mampostería se debe a los morteros de rejuntado, que son materiales porosos. La altura de absorción de agua por parte de un sólido poroso depende del tamaño del poro. Si el muro es de fábrica, los ladrillos también pueden absorber agua. Esto sucede especialmente en ladrillos antiguos, con cocciones irregulares y sin control de los límites de absorción en su fabricación.

Capilaridad en muros de mampostería

Las imágenes de este artículo están tomadas en un solo municipio, construido en la década de los años 50. Sin embargo, la construcción con muros de mampostería está presente en toda la geografía. Así, este problema puede extrapolarse a multitud de áreas.

En algunas paredes el agua puede ascender hasta un metro desde el terreno húmedo. Por tanto, los muros de mampostería en contacto con suelo húmedo han de protegerse de este fenómeno. La consecuencia es, además del mal olor, la proliferación de organismos en la superficie húmeda, con la aparición de manchas y rodales.

Capilaridad en muros de mampostería

¿Cómo se protegen los muros de la capilaridad?

Actualmente los muros construidos con fábrica o mampostería llevan una barrera física a partir de la rasante del terreno. La fábrica se interrumpe para colocar una banda impermeable en toda la anchura del muro. El agua que llega a esta barrera ve interrumpido su ascenso en esta cota.

Es por tanto poco frecuente un problema de capilaridad en muros modernos.

¿Qué factores agravan la capilaridad?

1.- La falta de ventilación del espacio interior.

En muros con este fenómeno, el agua que ha ascendido ha de evaporarse. Un interior ventilado, especialmente en climas secos, facilita la evaporación rápida.

Capilaridad en muros de mampostería

A veces la capilaridad se manifiesta al mejorar las condiciones de aislamiento del interior. Si se mejoran carpinterías, se logra más estanqueidad al aire. El aire interior se satura y se ralentiza la evaporación. Un problema que no existía se manifiesta con una mejora de la calidad constructiva. En las fotos que vemos, la mayor parte de las carpinterías originales han sido sustituidas.

Capilaridad en muros de mampostería

2.- La impermeabilización de fachadas.

Otro agravante es el tratamiento exterior de las fachadas. Si, sobre una fachada con acabado de cal, se enfosca y pinta con pintura plástica, se corta la evaporación. La parte de agua absorbida por el muro que se evaporaba hacia el exterior queda retenida.

Capilaridad en muros de mampostería

Como veíamos en el artículo capilaridad de baja intensidad, la ventilación y el acabado poroso son dos factores favorables a la reducción del problema.

3.- La construcción de zócalos.

Por último, el factor sin duda más perjudicial, es, paradójicamente, el más frecuente en el tratamiento de capilaridad en muros de mampostería. Se trata de construir zócalos tanto por el exterior como por el interior del muro.

Capilaridad en muros de mampostería

Cuanto más impermeables, peor. Al alzar el zócalo, se está construyendo una pequeña presa, que contiene el agua intersticial. El volumen del muro contenido entre zócalos se colmata y el agua continúa su ascenso. En algunos casos incluso las piezas del zócalo se desprenden por la humedad interior.

Capilaridad en muros de mampostería

Y en casi todos la humedad asciende por encima de los zócalos, sean exteriores o interiores.

Capilaridad en muros de mampostería

Sólo si el zócalo no está adherido al muro y permite la ventilación de la superficie puede utilizarse como paliativo de la capilaridad, como veíamos en el artículo sobre el caso de un local de planta baja.

¿Cuál es el tratamiento correcto?

Una vez detectada la capilaridad en muros de mampostería, el tratamiento ha de hacerse con una evaluación previa.

De menor a mayor alcance, proponemos 4 soluciones, que, idealmente, se realizarían conjuntamente:

  1. Mejorar la ventilación de los espacios interiores afectados. Esta condición también facilita paliar condensaciones.
  2. Mejorar la porosidad de la superficie interior de muro, para lograr una evaporación rápida. Existen yesos de alta porosidad que no se deterioran con el agua.
  3. Mejorar la transpirabilidad del exterior del muro. Evitar morteros impermeables y aplicar morteros de cal transpirables.
  4. Colocar una barrera de capilaridad. A veces se trata de una solución más sencilla de lo que parece. Se puede crear esta barrera con inyecciones en el muro sobre la cota de contacto con el terreno. Una vez el producto de corte se seca, crea una capa impermeable que impide el ascenso del agua.

En estos antiguos molinos restaurados no se aprecian señales de capilaridad.

Capilaridad en muros